12 de febrero de 2020

2 min leer

Cómo prejubilarse
Porque todo el mundo sueña con jubilarse, ¿no?
Nicholas Flaherty Image

Nicholas Flaherty - Investment Strategist - FWU Invest S.A.

La prejubilación es un sueño para muchos, ya que los millennials hartos de la competencia feroz de la oficina buscan su libertad financiera. Esto alimenta movimientos como FIRE (acrónimo de Independencia Financiera y Prejubilación), que tiene cientos de miles de seguidores.

¿Cómo se hace?

Bueno, lo primero es lo primero: debes definir qué significa para ti la jubilación. Para algunos, la jubilación es pasar el rato en el sur de Francia en un yate, disfrutar de la vida nocturna, sin tener que trabajar; mientras que para otros significa simplemente tener independencia económica, incluso si los ingresos son mínimos. Sea lo que sea, este es el primer paso crucial: definir lo que significa para ti.

Una vez que hayas definido la jubilación, el siguiente paso es elaborar un plan sobre cómo llegar hasta allí. No importa cuáles sean tus ambiciones: lo principal de este plan es ahorrar, constantemente. Y con ahorrar, no solo nos referimos a reservar algo de dinero cada mes, sino también a invertir activamente este dinero, dejando que trabaje para ti. Tú, por supuesto, tienes que trabajar para generar ingresos y ahorrar, pero estos ingresos también pueden trabajar contigo.

Esta cuestión sobre el ahorro es extremadamente importante, sobre todo en Europa, donde tenemos una visión muy conservadora de lo que significa el ahorro. Tenemos en mente la idea de que el ahorro no está asociado con el riesgo en absoluto, pero si tenemos la aspiración de prejubilarnos y lograr el mayor ahorro posible, también tenemos que aceptar el riesgo hasta cierto punto. Ahora bien, esto no significa poner todos los ahorros en un par de acciones de moda que te recomiende tu vecino. Significa colocarlos de manera estructurada en los mercados de valores y bonos, para permitir así que tus ahorros crezcan.

Si consigues ahorrar una gran parte de tus ingresos cada mes e invertirlos sistemáticamente en los mercados, en los próximos 10-15 años habrás creado un gran colchón con el cual, al menos, podrás empezar a pensar en la jubilación. De hecho, observando el mercado de valores y retrocediendo los últimos 100 años de historia, siempre y cuando apliques una diversificación a nivel global, puedes esperar una rentabilidad de alrededor del 10 % anual, la cual, si consigues capitalizarla continuamente, añadiendo también unos ahorros extra de manera constante, te llevará rumbo a la independencia.

En resumen, el sueño de la prejubilación está en auge y la buena noticia es que no es imposible. Debes tener una idea clara de lo que significa para ti y desarrollar un plan estructurado para llegar hasta allí. La clave es ahorrar, pero no solo eso, sino también invertir y aprender a asumir algunos riesgos.

FWU Logo
¿Listo para crear tu colchón? Te pondremos en contacto con un asesor de tu zona.
1 2
Siguiente