4 de mayo de 2020

3 min leer

Cómo mantener la calma en medio de la agitación del mercado - parte 1
Tres palabras: tener un plan (& leer la parte 2)
Nicholas Flaherty Image

Nicholas Flaherty - Investment Strategist - FWU Invest S.A.

El precio del petróleo se ha ido a territorio negativo, los mercados de valores han sido azotados como nunca antes lo habían sido, y a la vez, las noticias económicas siguen empeorando. Estos son sin duda tiempos difíciles para cualquier inversor. Entonces surge la pregunta: dada toda esta agitación, ¿cómo deberíamos, como inversores, pensar y actuar? Como mencionamos en nuestra última carta, y queremos hacer hincapié nuevamente, la clave es no tomar decisiones precipitadas, no entrar en pánico porque puede resultar muy perjudicial para tus inversiones.

Debemos permanecer tranquilos, tomar decisiones lógicas e, incluso, aprovechar este entorno de mercado.

Entonces, ¿cómo hacer esto? Tres palabras: tener un plan.

Tener un plan puede tomar muchas formas, dependiendo del individuo y su tolerancia al riesgo, pero la clave está siempre en seguir ese plan - centra tu atención, mantén los ojos abiertos.

Una de las mejores maneras de construir un plan es mediante horizontes temporales, a corto, medio y largo plazo.

Tomemos mi caso como ejemplo.

Para objetivos a corto plazo, como el dinero necesario para unas reformas o unas vacaciones, yo no asumiría demasiado riesgo. Sin complicaciones: mantén el capital en efectivo o instrumentos de renta fija a muy corto plazo. Cuando se trata del medio plazo, como podría ser el objetivo de comprar una casa en 5 años, buscaré tener un poco más de rentabilidad, es decir, invertir en los mercados de renta fija y un poco en el mercado de valores.

Cuando se trata del largo plazo, sin embargo, la situación se pone muy interesante - aquí dedico la mayor parte mi inversión al mercado de renta variable porque tengo como aliado el tiempo. De hecho, el tiempo es la mayor ventaja que puede tener cualquier inversor: mientras que los mercados pueden fluctuar en gran medida a corto plazo - como estamos viendo ahora mismo - a largo plazo siguen el crecimiento de los beneficios empresariales, que a su vez están impulsados por el crecimiento económico mundial. Sé, con un alto grado de certeza, que la economía mundial será significativamente más grande en 25 años de lo que es hoy en día y, por lo tanto, también sé que los mercados de valores estarán más altos, lo que significa que puedo permitirme tener una gran exposición a renta variable.

 

El truco de todo esto, como decíamos antes, es mantener el rumbo, especialmente a largo plazo. Puede resultar muy tentador, por ejemplo, empezar a dejar el mercado de renta variable ahora - pensando que las cosas se pondrán mucho peor - pero esto casi nunca funciona. Significa que no estarás invertido cuando las cosas empiecen a recuperarse, lo que suele suceder muy rápidamente y las ganancias que obtendríamos, entonces, se habrán perdido.

Las soluciones de la FWU

Por lo tanto, es fundamental un enfoque estructurado y por eso hemos diseñado los productos de FWU para tener esto en cuenta, facilitando la planificación a cualquier inversor, empezando con primas bajas desde 50 Euros. Tomemos de nuevo mi caso como ejemplo: soy un inversor normal con un horizonte de 25 años y quiero estructurar mis inversiones en una póliza de seguro de vida ahorro. 

Invirtiendo en Forward Quant, ya dispongo de un plan sólido, que se ejecuta automáticamente, sin que yo tenga que interferir: la importantísima asignación de activos que mencioné anteriormente está solucionada. Así, durante los próximos 25 años, invierto la mayor parte del tiempo en el mercado de renta variable, lo que me permite beneficiarme de las nuevas tecnologías y los nuevos mercados que surgirán. Y a medida que me acerco al final y a mi objetivo, me muevo automáticamente hacia la renta fija e instrumentos similares al efectivo. 

Y ahora, pensando en el momento actual: cuando invierto en Forward Quant y todavía queda mucho tiempo hasta mi objetivo a largo plazo, me estoy beneficiando de los precios más bajos de los mercados y de su eventual recuperación. Por otra parte, también estoy seguro de que, dentro de 25 años, cuando lamentablemente no tenga tiempo a mi favor y podamos llegar a una próxima crisis, estaré protegido automáticamente, ya que me trasladaré a valores más seguros a corto plazo. En otras palabras, tengo un plan.

Si deseas saber más sobre cómo mantener la calma durante la agitación del mercado, por favor, consulta también nuestra última entrada en el blog, que puedes encontrar aquí: Cómo mantener la calma en medio de la agitación del mercado - parte 2

FWU Logo
¿Listo para crear tu colchón? Te pondremos en contacto con un asesor de tu zona.
1 2
Siguiente