5 de julio de 2021

3 min leer

Inversión y seguro de vida

¿Qué es la volatilidad en una inversión?
…y por qué deberías gestionarla.
Nicholas Flaherty Image

Nicholas Flaherty - Investment Strategist - FWU Invest S.A.

Al elegir un producto de inversión, como un fondo, te habrás encontrado el término «volatilidad», que se muestra en forma de porcentaje, es decir, 10%, 15%, 20%, etc. Esta cifra representa el «riesgo» de tu inversión, pero para comprenderlo mejor, vamos a hablar brevemente sobre lo que significa «riesgo» a la hora de invertir.

 

Cuando utilizamos la palabra «riesgo» en el lenguaje cotidiano, suele implicar una connotación negativa. Hablamos, por ejemplo, de los «riesgos» de fumar, de los «riesgos» de conducir demasiado rápido, de comer de manera poco saludable, etc. Sin embargo, en el mundo de la inversión, el riesgo se describe mejor en términos de aspecto negativo y positivo. Sí, se trata de un peligro, pero también de una oportunidad. 

Tomando primero la perspectiva del «peligro» sobre el riesgo, se trata básicamente de una forma de reflejar los niveles de incertidumbre en el futuro.

Vamos a explicártelo de manera sencilla con un ejemplo. Digamos que tienes dos instrumentos financieros: un fondo de bonos gubernamentales y un fondo de acciones. Un bono gubernamental es un instrumento seguro: el gobierno puede subir los impuestos, imprimir dinero y, normalmente, paga sus deudas a tiempo. Esto, a su vez, significa que la incertidumbre sobre el futuro de esta inversión es baja: los inversores pueden estar seguros de que el instrumento mantendrá su valor gracias a los grandes recursos a disposición del gobierno. El resultado es que la «volatilidad» del activo también es baja, lo que se refiere a la cantidad de veces que «fluctúa» (sube y baja) en el mercado. Por lo general, puedes esperar que la volatilidad de este tipo de activos sea del 2 % al 5 %.

 

Volvamos al fondo de acciones. En primer lugar, una acción representa la propiedad en una empresa, quien a su vez necesita competir en el mercado abierto para vender sus productos y servicios. No tiene los recursos del gobierno ni puede imprimir su propio dinero, lo que significa que hay mucha más incertidumbre sobre sus ingresos en el futuro. Esta mayor incertidumbre se expresa con una mayor dispersión de la rentabilidad: como los inversores están menos seguros sobre el futuro de la compañía en comparación con el gobierno, los cambios en el precio tienden a ser mayores. Normalmente, las acciones tienen unos niveles de volatilidad de entre el 15 % y el 20 %.

 

En otras palabras, en la inversión en el mercado de valores hay más «peligros» implícitos, pero por otro lado, también hay más «oportunidades». Es importante destacar esto porque el hecho de que las acciones tengan una mayor volatilidad no debería ser algo «negativo» en sí, ya que también puedes obtener mayores rendimientos en el mercado de valores. De hecho, a largo plazo, puedes esperar que las acciones ganen entre un 6 % y un 7 % más que los bonos, pero también que sufran una mayor volatilidad en el proceso.

¡Vamos a resumirlo! Cuando veas el término «volatilidad», se refiere a la cantidad de «riesgo» que asumirías con tu inversión. Este «riesgo» refleja la incertidumbre de la inversión en el futuro y se expresa en forma de porcentaje, que varía desde un mínimo del 0 % al 5 % (en bonos gubernamentales seguros y efectivo) hasta el 15 %-20 % (en el mercado de valores). Sin embargo, este riesgo no es del todo malo, ya que también es una oportunidad. ¡Y gestionar el riesgo y aprovechar estas oportunidades es la clave del éxito de una inversión!

FWU Logo
¿Listo para crear tu colchón? Te pondremos en contacto con un asesor de tu zona.
1 2
Siguiente