14 de septiembre de 2021

6 min leer

Gestión financiera

Prepara tu jubilación con un plan de pensiones para tu futuro «yo»
Una pregunta difícil: ¿has pensado qué vas a hacer en tus años dorados?
Pedro Guinales - Country Manager Spain - FWU Life Insurance Spain - Person Image

Pedro Guinales - Country Manager Spain - FWU Life Insurance Spain

La gran pregunta: ¿Te has planteado alguna vez cómo te gustaría vivir la jubilación? Y lo más importante: ¿Qué vas a necesitar para que tus sueños se hagan realidad?

Si la respuesta es «pues… no», debes saber que no eres el único.  

Muchos de nosotros, todavía no hemos pensado en cómo prepararnos para la jubilación. Es verdad que, entre el bebé, las facturas y nuestras apretadas agendas, ya tenemos suficientes preocupaciones como para pensar en la futura jubilación. 

Pensión mínima, pensión complementaria, diferentes regímenes obligatorios, cuantía de tu pensión…  Son muchas las preguntas, y aún más las dudas. 

Aunque el momento de la jubilación parece todavía lejano, tu yo futuro te agradecerá haber pensado hoy en él y haber anticipado tu plan de jubilación

Seamos sinceros: cuánto más tiempo dejes pasar, menos tiempo tendrás para que crezcan tus inversiones... y realizar tus sueños.Un plan de pensiones se empieza ahora.  

¿Qué es un plan de pensiones?

Ante todo, ¿qué es un plan de pensiones o plan de jubilación?: ¡definición!

Un plan de pensiones o de fondos de inversión son todas las pólizas que te permiten ahorrar durante la vida activa, con el fin de disfrutar de unos ingresos más holgados cuando llegues a la edad de la jubilación, por lo que disponer de un plan de pensiones merece la pena ya que, en pocas palabras, se trata de ahorrar para tu futuro. 

Ahora bien, ¿en qué consiste un plan de pensiones?  El principio es sencillo. 

Mediante pólizas de capitalización (plan de pensiones o seguro de vida) o de contratos de renta con tu empresa, ahorras una cantidad de dinero que te resultará útil cuando te jubiles.

Por supuesto, hay todo un abanico de fondos de pensiones con diferentes condiciones de aplicabilidad. Para tomar la decisión correcta, es importante examinar todos los factores que giran en torno a la solución de ahorro en cuestión.

Por ejemplo, saber si tu plan de pensiones tiene ventajas fiscales a corto y a largo plazo. 

O también, lo que puedes deducir, gracias a los sistemas de previsión social (SPS) cuando inviertes en un plan de pensiones en cualquiera de sus modalidades (Sitema Individual, Plan de previsión Social Empresarial, PPAs…) a lo largo de la vida o en los productos PIAS a vencimiento. 

En resumen, la decisión de ahorrar para la jubilación no es un asunto baladí. Es una estrategia que debe anticiparse al máximo y que implica tener en cuenta muchos factores para evitar sorpresas desagradables.

Además, ¿por qué prepararse para la jubilación?

Cuidado con el déficit de las pensiones

Es posible que hayas oído hablar del déficit de las pensiones, la sombra que se cierne sobre nuestro brillante futuro cuando llegamos a la edad de la jubilación.  

Este déficit en fondos de pensiones afecta a cientos de millones de personas en Europa. Un déficit cada vez mayor entre lo que los jubilados pueden esperar del Estado y de los fondos de pensiones privados, y la cantidad necesaria para mantener un nivel de vida “adecuado” cuando se jubilen. 

«Adecuado» no significa «disparatado» - sino lo suficiente para mantener un nivel de vida comparable al actual, con la pensión mínima.

En concreto, un español de 20 años tendría que hacer un esfuerzo en un plan de pensiones de 2.700 € más por año para compensar la brecha entre la pensión de jubilación, y una pensión complementaria.

Esta cantidad en otros países de la Unión Europea está en 2.300 € en Alemania, y en 1.200 € en Francia.

Lógicamente, cuanto más tarde una persona en ahorrar para su jubilación, mayor será el déficit que deberá cubrir. Por ejemplo, esta cantidad asciende a 8.500 € más al año para un español de 40 años, y a 17.500 € para un español de 50 años.

En resumen, el mejor momento para hacer balance y constituir un plan de pensiones para la jubilación es lo antes posible. ¿Por qué no empezar ahora?

Prepara tu plan de pensiones para el futuro

Calcular el importe de la pensión que necesitarás cuando te hayas jubilado no es tan difícil como parece. Plantearte las preguntas adecuadas supone recorrer la mitad del camino para conocer tus soluciones de ahorro.  ¿Qué debes tener en cuenta?

1. Proyéctate como si fueras un consumidor jubilado… ¿Cómo serán tus gastos?

Empieza por valorar tus gastos probables a largo plazo: préstamos, anualidades, facturas, cotizaciones y alimentación.

La buena noticia es que cuando abandones la vida activa, ya no tendrás los interminables desplazamientos diarios, ni gastarás una fortuna en la cafetería de la oficina, y tus gastos deberían reducirse. 

La menos buena es que hay que ser precavido y planificar los nuevos gastos del futuro, como costes sanitarios o el apoyo financiero a los familiares, más jóvenes.

Aunque no sea fácil imaginarte tan lejos (¡quién sabe, tal vez descubras tu pasión por la petanca!), debes saber que, por regla general, necesitamos entre la mitad y los dos tercios de nuestros ingresos mensuales de trabajo para prepararnos correctamente para la jubilación en España.

Con este cálculo, puedes hacer una estimación global aproximada del coste de tu nivel de vida para conseguir una jubilación adecuada cuando llegue el momento. Este es el punto de partida para preparar bien tu plan de pensiones individual.

2. ¿Cuánto tiempo crees que vivirás jubilado?

Puede que más adelante te apetezca abandonarlo todo, pero tu edad de jubilación girará en torno a los 64 años. Salvo que seas precavido y puedas disfrutar de una jubilación anticipada antes de esa edad.

En cualquier caso, como la esperanza de vida ha aumentado gracias a los avances de la medicina y a la mejora del nivel de vida, podrías vivir jubilado más de 20 años. Y 20 años se pueden anticipar con un plan de pensiones bien engrasado.

Por muy obvio que parezca, para preparar tu plan de pensiones, es mejor actuar con previsión: calcula la duración de tu plan de pensiones al alza y no a la baja, para reducir el riesgo de quedarte sin dinero.

En tu análisis, ten en cuenta la reforma de las pensiones y los cambios de la edad legal de jubilación. No hay nada como examinar todos los factores para saber cómo preparar financieramente tu jubilación.

3. ¿Cuál será la prestación de tu jubilación de la Seguridad Social?

La cantidad de dinero que deberás ahorrar para planificar tu jubilación depende del régimen de cotización y de los pagos realizados a la Seguridad Social en concepto de base de cotización para la pensión de jubilación.

Los más afortunados viven en los Países Bajos, en Turquía o en Croacia: recibirán más del 100% de sus ingresos laborales cuando se jubilen (¡Suficiente para ser un campeón de la petanca!).

En España, la pensión máxima es del 100%. En Francia, es del 50%. No está mal comparada con la media del 29% en el Reino Unido, pero aún demasiado baja si la comparamos con la media europea. 

Esta previsión también te permite saber si tienes derecho a una pensión complementaria además de la pensión mínima de jubilación. Tu derecho a pensión varía en función de tu actividad laboral, del número de años trabajados o de un posible complemento de los ingresos.

Pero además de calcular tus derechos, debes preguntarte sobre qué plan de pensiones o plan de jubilación elegir. Cuanto antes te intereses por ello, mejor será tu pensión de jubilación. Así que la respuesta a la pregunta “¿cuándo debo preparar la jubilación?” es sencillamente: ¡Ahora!

Si empiezas con la suficiente antelación, puedes plantearte suscribir el plan de pensiones con mayor rentabilidad, además de tu salario anual, para disfrutar de una jubilación más holgada.

Y con la suficiente previsión, puedes incluso aplicar la regla 50/30/20, que garantiza un ahorro disponible para tu futura jubilación. El principio es muy sencillo: después de pagar los impuestos, presupuesta tus ingresos de forma que:

  • El 50% se asigne a las necesidades básicas, como el alquiler, las facturas, la alimentación.

  • El 30% se destine a ocio o tus antojos

  • Y el último 20% se dedique a tu futuro yo, a un plan de pensiones y a un fondo de inversión. 

Actuando así, te aseguras un plan de jubilación privado para ampliar tu futura pensión. 

4. El coste de la vida no es fijo

No es una cuestión técnica, pero tiene la misma importancia. Con la inflación y el aumento del coste de la vida, tus gastos podrían dispararse en unas décadas. Para mayor seguridad, debes prever un aumento anual del 3% en tu presupuesto, en función de tu situación particular.

Por último, ten en cuenta que, si el importe de tu pensión sube por debajo de la inflación, tu poder adquisitivo disminuirá. 

El mejor momento para actuar es ahora. Si pones ya en marcha tus planes de fondos de previsión para el futuro, empezarás a planificar la jubilación tal y como la sueñas.

Si no sabes por dónde empezar, el seguro de vida con un plan de pensiones es un buen comienzo. Invierte una cantidad de dinero en una póliza de seguro de vida vinculado a un fondo de inversión, y tus ahorros crecerán.

Para ayudarte a asegurar tu jubilación y a ganar dinero a lo largo de los años, Forward You te ofrece el mejor seguro de vida vinculado a un fondo de pensiones adaptado a tus circunstancias. Mediante algoritmos y soluciones de fondos a medida, un profesional gestiona tu plan de pensiones en tiempo real, en unas condiciones óptimas.

Preparar la jubilación de tu futuro yo es el problema de tu yo actual.

Comencemos
FWU Logo
¿Listo para crear tu colchón? Te pondremos en contacto con un asesor de tu zona.
1 2
Siguiente